martes, 3 de abril de 2012

Denuncia contra la represión policial en la UMU

Artículo de lo Asociación de Estudiantes de Filosofía de Murcia.

ASEFI contra la represión policial en la UMU

Desde la Asociación de Estudiantes de Filosofía de la Región de Murcia (ASEFI) queremos denunciar los hechos que acontecieron durante la jornada de huelga del pasado jueves 29 de Marzo en la Universidad de Murcia, Campus de Espinardo. 
El piquete informativo que allí se encontraba, compuesto por sindicalistas y estudiantes, fue agredido violentamente por la policía nacional. En el Consejo de Gobierno de la UMU del viernes 30 se informó de que no existió permiso por parte del Rector para la entrada de las UIP en el campus, por lo que estaríamos hablando de que su mera presencia, a expensas de la brutalidad con que se emplearon, ya incurriría en ilegalidad.
Además, consideramos que la presencia de Joaquín Lomba, Secretario General de la Universidad, durante las cargas policiales, debería haber bastado para exigir la inmediata retirada de las UIP del campus. 
Los agentes de policía, además, se negaron sistemáticamente a mostrar su placa de identificación, pese a las reiteradas peticiones que se les hicieron. A su vez, los supuestos agentes grababan de forma amenazante a los integrantes de los piquetes, sin que hasta ahora haya trascendido el significado e intención de dicha actuación.
A juicio de ASEFI, la entrada de la policía al recinto universitario es un hecho gravísimo, que nos retrotae a tiempos de la dictadura, y que exige que nuestras autoridades universitarias se posicionen ante tales hechos y pidan las responsabilidades pertinentes a la Delegación de Gobierno.
(Para ver el vídeo, clica en la imagen de la derecha)
En definitiva, exigimos el posicionamiento del equipo rectoral ante la brutalidad policial ejercida en el interior del campus y queremos hacer un llamamiento a la comunidad universitaria (profesores, PAS, asociaciones, CEUM), para que denunciemos la intimidación y la represión policial a las que nos vemos sometidos quienes pedimos un trabajo con derechos o una universidad pública y de calidad. 
Los recortes que están por venir y el agravamiento de las condiciones sociales, exigen que la universidad siga siendo una institución comprometida con la crítica y la justicia social, una institución que defiende su autonomía y que, en cualquier caso, no permite que en su ámbito se golpee a estudiantes y trabajadores impunemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada